TESTIMONIO DE ÉXITO CON COCCIGAN® D

TESTIMONIO DE ÉXITO EN UN PROGRAMA PRODUCTIVO EN TERNEROS   PARA EL CONTROL DE COCCIDIOSIS EN EL PIEDEMONTE LLANERO CON COCCIGAN® D

TESTIMONIO DE ÉXITO EN UN PROGRAMA PRODUCTIVO EN TERNEROS PARA EL CONTROL DE COCCIDIOSIS EN EL PIEDEMONTE LLANERO CON COCCIGAN® D

La coccidiosis es una enfermedad parasitaria generalmente de corte agudo  causada por la presencia y acción de los protozoarios del género eimeria en las células intestinales que afectan  bovinos, porcinos, ovinos,  aves,  generando una gran destrucción de células del epitelio intestinal que conlleva una alteración en la absorción de nutrientes, provocando pérdida de líquidos que se traduce en diarreas, anemia,  infecciones intercurrentes, pérdida de peso  y aumento de la mortalidad.
Tiene la particularidad de afectar de forma aguda a los jóvenes y de forma crónica a los adultos.
Se conoce como curso negro, diarrea de sangre, diarrea roja y eimeriosis.
La transmisión se lleva a cabo a través del consumo de alimentos y agua contaminada con ooquistes esporulados.
Los factores predisponentes para que se presente la enfermedad son:

  • Humedad relativa alrededor del 75%
  • Deficiencia en la higiene y aseo.
  • Hacinamiento de los animales.
  • Establos o piaras con deficiente ventilación.
  • Terneriles con camas en aserrín o cascarilla de arroz.
  • Corrales con terneros de diferentes procedencias.

No es una enfermedad con una alta mortalidad, pero sí de alta morbilidad y determinante  de  una baja productividad en los hatos asociado a una disminución de la absorción de nutrientes, deterioro del sistema inmune, incremento de la susceptibilidad a infecciones bacterianas secundarias, afectando el desarrollo y la productividad de los bovinos.

El impacto económico de la enfermedad está determinado por la alteración  de una mucosa intestinal  lesionada y con funcionalidad insuficiente que conlleva a una baja absorción de nutrientes con pobre ganancia de peso y deficiente desarrollo así sea de presentación subclínica.
 
El trabajo se lleva a cabo en la finca California, del municipio de Puerto López en el departamento del Meta;  a una distancia de 125 Km de la ciudad de Villavicencio ubicada dentro de la zona geográfica de la altillanura de los llanos orientales, a una altura de 178 m.s.n.m. con clima cálido semihúmedo, con una precipitación de 200 a 2300 mm por año y  una temperatura de 26 a 28 ° C.
El desarrollo de este esquema productivo se generó a partir de la solicitud del ganadero,  debido a un grave problema sanitario que estaba afectando un número importante de cabezas de ganado bovino en el predio antes referenciado.
Una vez realizado el primer acercamiento y teniendo claro los anamnésicos de las posibles patologías se programó  la asistencia profesional, brindada por laboratorios Provet S.A.S., como parte del desarrollo de trabajo con productores, con el fin de contribuir en la resolución de los problemas

productivos frecuentes que se presentan en las explotaciones, brindando acompañamiento técnico, toma de muestras para evaluación de laboratorio, evaluación de resultados e instauración de tratamiento, aplicación de productos y las respectivas  recomendaciones para evitar que estas se repita.
 
La visita  a la finca se llevó a cabo el domingo 31 de Julio de 2011, en donde se encontró que dentro del lote de lechería,  varios de los terneros  de una población total de 95 animales de las razas Cebú x Pardo Suizo, Cebú x Holstein, Cebú x Charolaise y Cebú x Simental; venían presentando episodios de diarreas sanguinolentas, las cuales eran tratadas en la medida que aparecían y de forma individual, estas presentaban resolución transitoria, pero con el paso de los días, otros resultaban enfermos, afectando de manera aleatoria a un gran número de la población de terneros de forma permanente y con una incidencia mayor en las épocas de invierno (marzo a noviembre). Los principales signos  clínicos fueron  diarrea,  periné manchado, perdida de condición corporal, pelo hirsuto, con la evidencia clínica de la notoria presencia de deposiciones de carácter mucosanguinolentas en el piso del corral, aunado a manifestaciones de otras enfermedades principalmente de índole respiratorio, relacionadas posiblemente con la proliferación de bacterias oportunistas como consecuencia de la inmunosupresión asociada al principal problema que se venía manifestando el que ubicaba como diagnostico presuntivo, Coccidiosis, por lo arrojado en la valoración clínica individual y poblacional de los terneros, así como las condiciones medio ambientales donde se desarrolla esta producción.
En la etapa inicial se procedió a tomar muestras de materia fecal a animales enfermos y sanos del lote,   un total de 25 en los que se incluyeron también animales adultos (vacas de ordeño) ya que en estos casos se hace necesario un análisis coprológico  general con el fin de instaurar tratamientos poblacionales con el objetivo de disminuir la presión del agente patógeno infectante y los asociados que puedan resultar como consecuencia de la inmunosupresión, manejo o condiciones del entorno.
Los resultados obtenidos demostraron que los animales eran portadores de altos rangos de parásitos gastrointestinales (Strongyloides) y poblaciones de ooquistes de Eimerias, confirmando el diagnostico presuntivo y sumado a ello la presencia significativa de nematodos intestinales, lo que complicaba aún más el cuadro clínico haciéndolo proliferativo a todo los animales. (Ver anexo de un lote)
 
Con base en estos resultados se establecieron las recomendaciones necesarias para el tratamiento de Coccidia y la respectiva desparasitación de todo el lote, las cuales fueron reportadas al ganadero, quien accedió a llevar a cabo el tratamiento de la siguiente manera, desparasitación con GANAFEN® (Fenbendazole al 10%) a la dosis de 5 mg por Kg de peso  equivalente a 1 ml por cada 20 kg de peso para todo el lote de terneros y  vacas, adicionalmente realizar tratamiento contra Coccidia a los becerros. Para esta época, laboratorios Provet SAS., estaba trabajando con el lote piloto de COCCIGAN® D  (Diclazuril al 2 %) el cual se aplicó a todos los terneros vía oral a una dosis de 1mg por kg de peso vivo, lo que equivale a 1 ml por cada 20 kg de peso.

A partir de ese momento y en razón a la evolución favorable, evidenciado en la disminución de la sintomatología  dentro del lote, se instauro el siguiente programa de forma permanente hasta hoy  para ser desarrollado cada 3 meses; desparasitación con GANAFEN® (Fenbendazole al 10 %)   a todo el lote (vacas y terneros) como la aplicación de COCCIGAN®  a los terneros,  solo que la continuidad debió ser con COCCIGAN® S (Amprolio)  a dosis de    1 ml por cada 20 kg de peso durante 3 días seguidos. (Debido a que COCCIGAN® D (Diclazuril)  aún no estaba disponible en el mercado).
Este esquema se introdujo dentro de las protocolos permanentes de manejo en la finca desde esa fecha hasta el día de hoy (el último se realizó el 11 de octubre de 2013), ahora con COCCIGAN® D aplicando la primera dosis al mes de vida del ternero y continuando cada 3 meses, al mismo tiempo que la desparasitación.
Los resultados se han visto reflejados en la ausencia total  de terneros con diarrea, estado corporal y desarrollo acorde a la edad,  uniformidad del lote y disminución de los costos en medicamentos para el  tratamiento de diarreas.
Además el Ganadero manifiesta su alto grado de satisfacción, no solo por los resultados obtenidos sino porque además cuenta con el apoyo y desarrollo de otros programas sanitarios con productos de nuestro laboratorio que contribuyen a mejorar los índices productivos de la explotación, ya que durante este proceso el ganadero ha recibido el acompañamiento técnico del grupo de los Médicos Veterinarios y Zootecnista de laboratorios Provet SAS., que le  asisten en el trabajo de campo y están prestos a brindarle colaboración en lo que este a su alcance.

 
Resultados pre tratamiento

pre

Resultados pos tratamiento.

pre