CONTROL INTEGRADO DE MOSCA DOMESTICA.

CONTROL INTEGRADO DE MOSCA DOMESTICA EN EXPLOTACIONES PECUARIAS.

La mosca doméstica (Musca domestica) (Figura 1°), es un insecto, díptero, cosmopolita, sinantrópico es decir que vive asociada al ser humano, que se caracteriza por encontrarse en todo tipo de explotaciones pecuarias desde la casa de habitación hasta los establos, porquerizas, galpones, etc. Siendo de gran importancia económica por el nivel de contaminación de los productos animales así como la transmisión de agentes patógenos como protozoarios, bacterias, virus, ricketsias y nematodos.

Figura N° 1 Mosca doméstica

En los humanos es responsable de la transmisión de los agentes patógenos de enfermedades como cólera, disentería, poliomielitis, fiebre tifoidea, etc. Toma mayor relevancia  por el alto grado de convivencia entre humanos e insectos sobre todo en los grupos de personas más vulnerables donde las condiciones sanitarias son más precarias favoreciendo las condiciones de su multiplicación biológica.

La transmisión de los microorganismos patógenos por parte de la mosca se genera de tres formas a saber:

  • Contacto directo de su cuerpo principalmente  sus patas y aparato bucal con los alimentos, objetos y superficie corporal.
  • Por regurgitación de los alimentos; regurgitan saliva sobre los alimentos sólidos para licuarlos y luego ingerirlos.
  • Ingestión y defecación de patógenos.

Las moscas son fácilmente identificables por algunas características, su cuerpo puede medir de 5 a 8 mm de longitud, cubierto de pelos, y está dividido en tres partes cabeza, tórax y abdomen;  el tórax es de color gris con cuatro líneas longitudinales dorsalmente siendo las dos externas más cortas, el abdomen es de color gris o amarillento con una línea oscura en la zona media  y su porción terminal es amarilla, poseen dos alas funcionales y el otro par en balancines o halterios que les sirven para estabilizar el vuelo, posee 3 pares de patas unidas al tórax y conformadas por 5 segmentos,  los ojos son grandes compuestos y de color rojo, el aparato bucal es chupador.

Las hembras son un poco más grandes que los machos y el espacio entre los ojos es mayor.

Ciclo biológico:
La mosca doméstica tiene ciclo completo, (Foto N° 2), cada hembra generalmente pone cerca de 8.000 huevos  (Foto N° 3) de forma oval y de aproximadamente 1 mm de longitud, son depositados en grupos de 75 a 150 sobre materia orgánica, una hembra ovipone entre 5  y 6 veces a lo largo de la vida, estos huevos para su desarrollo requieren condiciones de humedad, temperatura, y el tiempo de maduración para eclosionar oscila entre 12 y 24 horas.

Ciclo mosca domestica

Foto N° 2 Ciclo de la Mosca doméstica.

hembras ovopositando

Foto N° 3.   Hembras ovopositando en materia orgánica.

Luego eclosionan las larvas, las cuales son alargadas, de 5 a 9 mm de longitud,  de color blanco amarillento, con 13 segmentos y dos extremos uno anterior cónico y uno posterior truncado, donde se hallan los peritremos u órganos respiratorios; tienen geotropismo positivo penetrando los sustratos para alimentarse de material orgánico rico en nutrientes. Este período de larva puede durar de 4 a 7 días; llegando en algunos casos hasta 24días.

Luego de haberse alimentado se transforma en pupa contrayéndose dentro de tegumento interno y ubicándose en lugares secos, la pupa mide aproximadamente 8 mm, se caracteriza por ser inmóvil, no se alimenta y van cambiando de color en la medida que se aprestan para convertirse en mosca adulta, (Foto N° 4), este período puede durar de 4 a 5 días.

Fases pupa

Foto N° 4 diferentes fases de pupa.

Al concluir la fase de pupa mediante movimientos de contracción y expansión se rompe el pupario y emerge la mosca joven, las alas se demoran aproximadamente una hora en secarse y comienza su actividad alrededor de 15 horas; completándose así la metamorfosis.

Las hembras duran aproximadamente 30 días de vida y los machos 17 días.

Una vez  conociendo la bioecología de la mosca doméstica, el siguiente paso es determinar el diagnóstico del problema en la explotación pecuaria para establecer el protocolo a ejecutar:

I. Una vez en la explotación pecuaria  indagar por el número de animales allí manejados y el tipo de manejo que se les da, dependiendo de la especie; conocer los programas de bioseguridad entre otros los  de control de vectores plagas (Moscas, mosquitos, roedores), conocer las personas encargadas de estos e indagar con los operarios, de forma independiente sobre el conocimiento que tienen de estos programas, (esto es la base del éxito a alcanzar).

II. Si el caso es una  explotación pecuaria  que  tiene problemas de moscas y/o Alphitobius diaperinus, el proceder es el siguiente:

III. Recordar que cualquier programa de control de vectores plaga debe ser integrado entre condiciones de higiene, aseo, manejo de desechos y programa de control con Tino®   y Natunim®.

IV. Realizar un recorrido por todas las instalaciones, oficinas, cocina, casinos, depósitos de materia prima para los concentrados o balanceados, depósitos de huevos, casa de vivienda de los operarios, galpones, depósito de gallinaza o pollinaza, áreas alrededor de los galpones, lugar de depósito de basuras, presencia de árboles frutales en el entorno, evaluando el nivel de aseo e higiene observado.

V. Tomar registro fotográfico o hacer los apuntes de las observaciones como:

  1. Lugares de mayor presencia de moscas.
  2. Funcionamiento de los bebederos automáticos, en los galpones en uso.
  3. Desperdicios de agua.
  4. Estado de humedad de la materia orgánica.
  5. Levantar la primera capa de la materia orgánica  en los depósitos de esta para observar presencia de larvas de moscas.

VI. Una vez determinado el problema si es mosca doméstica se debe establecer de acuerdo al grado de infestación aspersiones una  vez por semana, en todas las instalaciones, bajo la técnica de todo adentro todo afuera, con el objetivo de cortar el ciclo biológico.

VII. Capacitar a los operarios en el manejo del Tino®   y Natunim® proporcionando el equipo requerido Overol, Guantes, botas, gafas, careta, bomba aspersora así  como el manejo de este. (Foto 5°)

Aplicacion tino

Foto 5°

VIII. La capacitación sobre Tino®    Natunim®  debe  empezar desde enseñarle al operario a guardar las medidas de bioseguridad desde leer la etiqueta del frasco, verificar el estado de funcionamiento del equipo a utilizar y  hacer una buena dilución así:

  1. Conocer el volumen de la aspersora  de espalda o del  recipiente para la bomba a motor, para precisar el volumen de Tino® Natunim®  a requerir y medir la cantidad de Tino®     Natunim® sabiendo que se requiere de Tino®   de 2 a 3 mL. por litro de agua y un litro de solución por cada 10 metros cuadrados. (Foto 6°) y de Natunim®  10 mL. por litro de agua y un litro de solución por cada 10 metros cuadrados.
  2. Realizar una predilución del volumen de Tino®   y Natunim®  en un poco de   agua e ir adicionando y agitando  hasta alcanzar el  volumen total del agua correspondiente  al Tino®      requerido,  (Foto N°  7 y 8).

     

    tino base

    Foto N° 6

    tino valde

    Foto N° 7

    Tino cacorro

    Foto N° 8

     

  3. Al realizar la aspersión la presión de salida de la solución insecticida es muy importante para la penetración sobre todo en sustratos orgánicos.
  4. Se debe asperjar paredes, pisos, techos, columnas, vigas, puertas, ventanas, baños, casinos, cocina, esta práctica se debe hacer en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde, cuando hay menos corrientes de aire.
  5. Los sitios a tener en cuenta prioritariamente son los depósitos de materia orgánica  ya que son el lugar donde se reproducen las moscas.
  6. Los  estercoleros o depósitos de materia orgánica  la dosis de  Tino®     cambia a 6 mL. por litro de agua y una cobertura de un litro de solución insecticida por cada cuatro metros cuadrados, buscando una penetración al sustrato para alcanzar las larvas de las moscas dentro de este, esta aplicación debe hacerse dos veces durante las dos primeras semanas, luego  con intervalos de 8 días, este intervalo se puede ampliar en la medida que se desarrolla el programa.
  7. Si las instalaciones  están desocupadas, se debe generar una limpieza completa primero retirando la materia orgánica haciendo un barrido a fondo y utilizar la dosis de 3 mL. de  Tino®    por litro de agua y la frecuencia se determinara acorde con la población de moscas existentes, logrando hacerlo máximo cada 10 días.  
  8. Si los establos, piaras o galpones están con animales se pueden asperjar en presencia de estos, a una dosis de 10 mL de  Natunim®    por litro de agua y un litro de solución por cada 10 metros cuadrados, procurando que no caiga sobre el alimento, ni sobre el agua, No hay problema si le cae a los animales, logrando hacer las aspersiones máximo cada 10 días.

IX. Si la infestación es de Alphitobius diaperinus la dosis es de 3 mL.  de  Tino®     por litro de agua, con una cobertura de un litro de solución insecticida por cada 10 metros cuadrados, con los galpones totalmente desocupados, barridos a fondo, flameados y desinfectados   y luego fumigar en las horas nocturnas donde está especie tiene mayor actividad; para romper el ciclo se debe repetir a los 10 días de la primera aplicación y siempre antes de ser ocupado nuevamente el galpón.

X. La base para el éxito en el área del control de  vectores plagas es la capacitación  y conocimiento en los ciclos de vida de dichas plagas, un buen manejo de los productos y la constancia de la ejecución de los programas.

Luis Alfonso Lesmes
Director Científico
TP 09958.