Algunas enfermedades que afectan fuertemente nuestra ganadería

Como ganadero, debes proteger a tus bovinos de enfermedades que pongan en riesgo su salud y que puedan afectar la productividad de tu negocio.

Con asistencia de tus veterinarios de confianza, debes aplicar esquemas de prevención para tener siempre animales con buena de salud.

Presta atención a las 5 enfermedades más comunes en bovinos: 

1. Diarrea viral bovina, DVB

Es una enfermedad infectocontagiosa y uno de los virus más comunes en los bovinos, se reconoce por dos tipos, el biotipo citopatogénico y el biotipo no citopatogénico. Este último puede causar infecciones respiratorias graves y un cuadro hemorrágico severo que en la mayoría de casos resulta mortal. 

Entre los síntomas se destacan: inapetencia, letargo, fiebre y deficiencias en el sistema inmunitario del animal res que generan dificultades respiratorias y digestivas; estas últimas se acompañan de diarrea y úlceras en la boca. 

Su trasmisión es transplacentaria en hembras preñadas o por contacto directo con otros animales infectados propagándose a través de heces y secreciones oculares y nasales. 

La asistencia del veterinario es fundamental, no solo para aplicar la vacuna contra la enfermedad, sino también para tomar otras medidas que restablezcan la salud general del animal, es muy importante seguir algunas medidas de control como identificar a las especies inmunotolerantes y a las que son portadores, inmunizar a las especies susceptibles y a los rebaños sensibles por los primeros 30 días post parto. 

Esta diarrea viral puede generar abortos e infertilidad. Así que se deben invertir los recursos necesarios en prevención y tratamiento de este virus.

2. Leptospirosis

Es causada por la leptospira, una bacteria que no solo se aloja en bovinos, sino también en ratas, cerdos, caballos y seres humanos, por eso se debe combatir de forma urgente, ya que puede conducir a la muerte.

El primer paso es encontrar la fuente de contagio que resultan ser otros animales infectados, fetos abortados, placentas y suministros de agua y así detener la propagación.

Entre los síntomas que alertan a tu veterinario sobre un caso posible de leptospirosis, podemos mencionar la producción de leche viscosa y mastitis, partos de terneros débiles, anemia, abortos, fiebre, dificultad para respirar e inflamación de la membrana cerebral y los machos suelen presentar sangre en la orina.

3. Rinotraqueitis infecciosa bovina

El herpes viral tipo 1 es el causante de la rinotraqueítis infecciosa bovina, cuyos síntomas evidentes son inflamación de los órganos sexuales, pene y prepucio en machos; vulva y vagina en hembras, con la consecuente afectación de la fertilidad. Además, la enfermedad causa abortos masivos, lo que genera daño para ti como productor al mermar tu ganado. Se puede trasmitir a través de secreciones nasales, oculares y genitales.

El veterinario de confianza hará el diagnóstico, aplicará la vacuna y deberá hacer seguimiento, se recomienda inmunizar a las vacas reproductoras de leche 3 o 4 semanas antes de la producción.

4. Enfermedades carenciales

Atacan al ganado por deficiencias de vitaminas y minerales, lo que compromete tanto el crecimiento como el desarrollo de los bovinos.

En estos casos, la consulta con el veterinario te permitirá determinar cómo complementar esos elementos fundamentales para la correcta nutrición del rebaño.

Estos 5 casos cuentan con un factor común y es la debilidad y decaimiento que presentan los bovinos, por eso es fundamental seguir un tratamiento multivitamínico que fortalezca su salud y aspecto físico. Sin embargo, son múltiples sus funciones en el organismo por lo que es necesario determinar cuáles son las reacciones que queremos tenga el ganado.

Las vitaminas del complejo B por ejemplo son fundamentales para regular el metabolismo y fortalecer el sistema inmunológico. RICO® 12 INYECTABLE y GESTAMAX INYECTABLE son suplementos nutricionales que te ayudarán a prevenir enfermedades y recuperar y mantener la productividad del hato.