Cómo mejorar la producción en bovinos mediante la prevención de la coccidiosis

La coccidiosis es una enfermedad producida por parásitos que se alojan en el intestino; se le clasifican como protozoarios y son organismos microscópicos; el género que afecta a los bovinos sonlas Eimerias. Es una enfermedad parasitaria de distribución mundial.

Se caracteriza por diarrea con o sin sangre, deshidratación, pérdida de apetito, pérdida de peso, debilidad y eventualmente la muerte.

La productividad se ve afectada en toda la finca, puesto que el retraso de estos animales no se recuperará. La severidad de esta enfermedad se da porque estos parásitos destruyen las células del intestino por lo que la absorción del alimento se disminuye fuertemente, hecho que da la importancia de un tratamiento altamente eficaz ejerciendo acción de manera local (eliminando la coccidia que se encuentra en estas células del intestino).

Características

La enfermedad es altamente contagiosa, y afecta gravemente a los animales jóvenes, debido a que los adultos poseen cierta inmunidad siendo portadores contaminantes de los . Sin embargo, se ha demostrado que el rendimiento de la reproducción y de la producción láctea, en vacas adultas, también se ve fuertemente afectadas por la presencia de estos parásitos.

La coccidiosis es más frecuente en época de lluvia dada la humedad prevaleciente, en lotes donde existe hacinamiento, mala higiene y estrés. Los terneros pequeños entre la edad de 3 a 7 meses son los más perjudicados y los de mayor riesgo. Se le atribuye una alta prevalencia de la enfermedad encontrando algunos estudios hasta el 100% de positivos en terneros menores de 1 año.

El plan antiparasitario debe integrar un anticoccidial

En la práctica de desparasitación de los animales normalmente se integran desparasitantes orales o inyectables que atacan diferentes parásitos, pero no se integran productos para la prevención de la coccidiosis, para este caso solo se aplican cuando la enfermedad ya está establecida y con manifestación de síntomas.

En la prevención de la coccidiosis con terneros a edad temprana (administrar un anticoccidial), se evidencia un óptimo desarrollo de los animales con una mejor conversión alimentaria y por tanto una mayor ganancia de pesos; así mismo se logra un adecuado control de la enfermedad en la finca por control ambiental. Para el control y tratamiento se encuentra moléculas como el Diclazuril, es un acetonitrilo benceno altamente potente contra la coccidiosis.

En varios estudios a ciego, en donde se ha comparado las moléculas como el toltrazuril contra el Diclazuril, han concluido que el Diclazuril tiene una mayor persistencia para el control de la coccidiosis a una sola dosis, así mismo mejora la tasa de crecimiento de los animales basada en mayores ganancias promedio diarias.

producción en bovinos coccidiosis

Rendimiento reproductivo

Estudios han concluido que en el control de la coccidiosis con anticoccidiales, tiene beneficiosos efectos sobre algunos parámetros reproductivos.

En el estudio se incluían terneras con edades entre los 60 y 75 días de nacidas, que entraban a primer servicio a una edad inferior, comparada con las novillas a las que siendo terneras no se les había aplicado ningún anticcocidial; así mismo se evidenció una mayor tasa de concepción y un mayor grupo de animales entraron en concepción al primer servicio y exitosos en el segundo servicio.

Recomendaciones para el buen manejo sanitario antiparasitario:

En bovinos, se debe integrar un modelo antiparasitario contra la coccidiosis, recomendándose moléculas altamente efectivas como el diclazuril (COCCIGAN–D) este producto se administra a la dosis de 1 mL por cada 20 kg de peso corporal con beneficios como:

  • Cero días de tiempo de retiro: ideal para vacas en producción.
  • Altamente seguro: no hay absorción significativa del producto.
  • Actúa donde se necesita: Permanece ejerciendo acción en el intestino y las células intestinales.
  • Permite el desarrollo de la inmunidad natural: prepara al organismo a futuros ataques de coccidias.
  • Menor volumen de aplicación con mayor efectividad.

La administración debe ser inmediata al destete, posterior a los 3 días de lactancia con la madre, cuando se pasa al potrero de terneras(os) de leche, o de acuerdo al manejo en la finca. Se recomienda repetir al día 90 y/o 210 de edad. También se recomienda por lo menos una aplicación anual a todos los animales adultos (incluyendo en producción).

DIRECCIÓN CIENTÍFICA, LABORATORIOS PROVET