¿Por qué es importante dar suplementos nutricionales a perros adultos?   

Cuando el perro al que has criado como un miembro más de la familia llega a adulto, pueden sobrevenirle problemas de salud relacionados con el proceso de envejecimiento que le empiezan a aquejar.

Uno de los males que suelen aparecer es la artritis canina, que puedes prevenir con la asesoría de tu veterinario, y la adecuada administración de complejos nutricionales que mejoren su condición, sin olvidar todo el cariño y cuidado que tu mascota merece.

 

La artritis es una condición degenerativa muy común en perros de avanzada edad y también en los que sufren de sobrepeso. Al igual que ocurre con los humanos, el cartílago de las articulaciones se degrada y con ese proceso el animal comienza a sufrir fuertes dolores y algunas dificultades de movilidad.

Importancia de la alimentación 

 

Cuando tu perro siente malestar, puede perder el apetito y también bajar de peso, lo que contribuye al deterioro general de su salud. Por esa razón es muy importante velar porque está bien alimentado y proveerle también un suplemento nutricional que complemente los beneficios de una dieta balanceada y mejore su estado general.

 

Es idóneo, para prevenir la artritis, incluir un suplemento que contenga glucosamina y condroitina, ya que ambos elementos ayudan a detener el envejecimiento articular, con lo cual el perro adulto recupera su libertad de movimiento. Adicionalmente debe integrar el componente MSM (metilsulfonilmetano), que ayudará en el rápido alivio ante el dolor que se manifiesta por esta enfermedad.

 

Síntomas de alerta 

 

  • Cojear

Si nuestro perro comienza a caminar de un modo diferente al habitual, o si cojea de una o más de sus patas, es importante llevarlo al veterinario para que detecte si esto se debe a la artritis o si la causa es otra.

 

  • Rigidez  

Si tu perro adulto manifiesta alguna dificultad a la hora de levantarse, o si notas que presenta rigidez, tal vez se trate de artritis. Si los síntomas no son muy manifiestos, tal vez la enfermedad se encuentre en estado inicial.

Los dolores se pueden acentuar aún más en perros de raza o sus cruces de Pastor Alemán y Labrador, por su alta predisposición a displasia de cadera o de displasia de codo u hombro en perros pesados.

 

  • Cambio de conducta 

Como la artritis causa dolor crónico, es probable que notes que tu perro adulto se vuelve más sedentario y se mueve menos. Si notas que los saltos de alegría son menos frecuentes y que hace menos ejercicio es probable que tenga un problema articular.

 

  • Dolor al tacto 

Acariciar a tu perro, además de ser una excelente ocasión para mostrar afecto, te permitirá saber si tiene dolor en las articulaciones. Toca sus patitas y presta atención a cualquier gesto de dolor que haga.

 

Si notas alguno de los síntomas anteriores, no dudes en llevar a tu perro al veterinario para que pueda diagnosticar o descartar si los malestares que presenta corresponden a la artritis canina y te informe qué medidas puedes tomar en caso de que la enfermedad esté en etapa incipiente.

 

También si se ha desarrollado ya el problema como tal, te indicará el tratamiento adecuado para ayudar a la recuperación de tejido articular y, con ello, devolverle movilidad y calidad de vida a tu mascota.

 

Pregunta a tu veterinario de confianza acerca de los beneficios de LINDOPEL® SENIOR, suplemento nutricional con un balance óptimo, saborizado para perros de todas las edades y geriátricos, que aumenta la formación de proteínas, armoniza el desarrollo del animal, e incrementa la energía celular, manteniendo al perro activo y vigoroso.

 

Inicia la suplementación nutricional de tu perro adulto con LINDOPEL® SENIOR, no esperes a que se manifieste la enfermedad articular.