Recomendaciones para un tratamiento eficaz contra la cystoisosporosis en perros y gatos   

La presencia de coccidios en perros y gatos es motivo de angustia para sus dueños, quienes acuden al veterinario en busca de una solución que garantice mantener a raya una nueva amenaza de parásitos. 

Los coccidios generan cystoisosporosis, una enfermedad en la que estos parásitos infectan el intestino y causan diarrea que puede ser sanguinolenta. Este cuadro fácilmente deriva en una deshidratación del perro o el gato que padece la enfermedad, en especial cuando se trata de cachorros o animales jóvenes. 

Detección en microscopio 

Aunque el cuadro general del animalito tenga todas las características de cystoisosporosis, que incluye decaimiento, diarrea, falta de movilidad, etc, solo se podrá tener el diagnóstico veterinario adecuado una vez que se cumpla con el paso de realizar la detección de estos parásitos microscópicos mediante análisis de material fecal del afectado.  

En ocasiones, el primer análisis puede dar negativo, por lo que es importante realizar un segundo estudio si los síntomas persisten.  

Probables fuentes de contagio 

Por lo general los dueños de perros los sacan a pasear a parques o les dejan corretear por la calle para que se ejerciten. En el caso de los gatos, como buenos felinos, salen de casa por ventanas y techos a explorar el exterior. El contacto con las heces de otros animales infectados por coccidios puede generar el contagio.  

Las fuentes de agua de las cuales beben los animales también pueden constituir el factor de contagio en caso de estar contaminadas con parásitos.  

Es importante que se informe a los dueños acerca de estos riesgos y la importancia de iniciar un tratamiento que corte el ciclo del parásito. 

Guerra sin cuartel contra los parásitos 

Como veterinario, sabes que no es suficiente atacar solo a los coccidios, sino que requieres de un tratamiento más eficaz que erradique a otros parásitos oportunistas como la giardia, que aprovechan la baja de defensas del animal para afectar su organismo. 

Lo ideal es medicar un antihelmíntico- antiprotozoario que controle coccidiosis y giardiosis, que afectan el sistema digestivo tanto de perros como de gatos y que, además, generan problemas reproductivos y nerviosos en estos animales domésticos.  

El uso de CANISAN D, que contiene tres antiparasitarios de acción inmediata y sostenida, tales como Fenbendazol, Praziquantel y Diclazuril te permitirá atacar todas las fases de parásitos, es decir, adultos, huevos, larvas y formas quísticas. La sinergia entre los componentes garantiza efectividad total contra más de 10 parásitos que afectan a las mascotas y, por ende, representan un riesgo para la familia humana que las acoge. 

Sin efectos secundarios 

Para tranquilidad de los dueños de perros y gatos que confían en ti como veterinario, es importante que les informes que esta medicación no genera efectos secundarios y tampoco interfiere con las vacunas. Igualmente es prudente insistir en la necesidad de la desparasitación periódica para garantizar una buena salud de las mascotas y menos riesgos para los humanos.